inbound marketing

Inbound Marketing: qué es y cómo aplicarlo a tu estrategia

Hace varios años que la manera tradicional de hacer marketing fue superada por nuevas tecnologías y técnicas. El Inbound Marketing, sin dudas, llegó para quedarse y continuar revolucionando el mundo del marketing digital. Si te interesa saber en qué consiste y cómo aplicarlo a tu estrategia de marketing digital, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es el Inbound Marketing?

El Inbound Marketing o mercadotecnia de atracción es una metodología de trabajo que forma parte del marketing digital. Implica la creación de contenidos relevantes con el fin de atraer usuarios y convertirlos en clientes de tu marca.  

Este modo de hacer marketing se basa en la idea de generar y difundir contenidos pensados específicamente para un determinado público objetivo. Al igual que el Outbound Marketing (o marketing tradicional), su objetivo es aumentar las ventas de una empresa. Pero la diferencia radica en el procedimiento que se transita para conseguirlo.

Antiguamente, lo que hacían los especialistas era ir a buscar al cliente, tratando de persuadirlo a través de técnicas invasivas, que interpelaban de manera directa a las personas. En cambio, lo que plantea el Inbound, es atraer a los potenciales clientes a partir de ofrecerles información que sea de su agrado y que, además, les resulte útil. Por lo tanto, en lugar de ir a buscarlos, la estrategia se basa en atraerlos.

¿Conviven actualmente el Inbound y el Outbound Marketing?

inbound y outbound marketing

Claro que sí. El hecho de que lo llamemos Outbound o que califiquemos a sus técnicas como obsoletas, no significa que no se sigan utilizando y que, en muchos casos, sigan funcionando. ¿Dónde podemos ver las creaciones del marketing tradicional? Seguramente reconozcas algunas:

  • Anuncios de televisión.
  • Anuncios de radiofonía.
  • Ofrecimiento de planes y productos por vía telefónica.
  • Publicidad gráfica en revistas y periódicos.
  • Folletos.

En relación a los métodos de difusión del Inbound Marketing, podemos reconocer:

  • Redes sociales: son uno de los motores principales de esta estrategia.
  • Artículos de blog.
  • E-mail marketing.

¿Cómo aplicar Inbound Marketing a tu estrategia?

El Inbound Marketing se compone de cuatro etapas: atracción, conversión, venta y fidelización. Cada una de estas fases cumple una función y tiene un objetivo. A continuación, veremos en detalle de qué consta cada una de ellas para que puedas comprender cómo aplicarlas a tu estrategia de marketing digital.

1. Atracción

Cuando tienes un sitio web con fines comerciales, así sea un blog o una página web, debes trabajar para incrementar la cantidad de usuarios que ingresan. A este número de usuarios se lo conoce como tráfico. Para hacer que crezca, puedes hacerlo de manera orgánica, empleando recursos como SEO (Search Engine Optimization) y marketing de contenidos, o destinando recursos económicos a partir de estrategias propias del SEM (Search Engine Marketing). Lo importante es que, hagas lo que hagas, generes y respetes una planificación diseñada estratégicamente para conseguir los resultados que buscas.

Aquí la idea no es que todos los usuarios de internet visiten tu págino, sino enfocarse en atraer a aquellos usuarios que en marketing digital llamamos prospectos o clientes potenciales. De nada te servirá atraer a personas que no estén interesadas en tus productos o servicios. Para llamar la atención de los usuarios adecuados, tienes que ofrecerles un contenido de valor, que sea relevante para ellos.

2. Conversión

Después de que hayas logrado aumentar el tráfico de tu sitio web, el siguiente paso será incrementar las oportunidades de venta. Para lograrlo, tienes que iniciar la conversación de un modo que se adapte bien a tus potenciales clientes. Puedes utilizar correos electrónicos, mensajes, reuniones o formularios. 

El objetivo de esta etapa es convertir a los usuarios interesados en leads, es decir, en verdaderos clientes potenciales. Para ello, deberás lograr que las personas interesadas te brinden sus datos de contacto y así poder iniciar una conversación.

Un recurso muy efectivo es colocar una landing page en tu sitio web. Si tienes algo para ofrecer, como un producto descargable gratuito (pueden ser ebooks, infografías, webinars, etc.) a cambio de que el usuario deje sus datos de contacto.

3. Venta

En esta fase, el se trabaja para que esos leads se transformen, finalmente, en clientes. Este proceso se denomina lead nurturing, ya que se trata de nutrir a los leads, de educarlos con información sobre tu empresa para que se convenza de que elegir tus productos es una buena decisión. 

Aunque pueda parecer simple, para esta etapa es necesario tener mucho timing. Es importante ir paso a paso, respetando los momentos que atraviesa el usuario a lo largo de todo el proceso de compra.

4. Fidelizar

Cuando logras conseguir clientes, es necesario trabajar para conservarlos. Durante esta fase, tienes que mantener a tus clientes satisfechos. Para ello, puedes seguir nutriéndolos con información útil y de su interés.

Esta etapa no solo te ayudará a que los clientes vuelvan a elegirte, sino también a recomienden tu marca a su entorno en un futuro. 

En resumen, el Inbound Marketing es una metodología muy completa que utilizamos las agencias de marketing digital, para ofrecer una gran variedad de estrategias que pueden conducir tu negocio al éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *